BASTIDAS: «El karting es el primer amor que no se olvida»

El reciente ganador en el TC 2000, el paranaense, Exequiel Bastidas, habló sobre su etapa en el Karting Entrerriano y la relevancia que tuvo la actividad para su formación en el automovilismo profesional. Además indicó que en la divisional provincial se destacan valores personales que influyen para siempre querer volver.

Exequiel Bastidas vive un momento especial en su crecimiento dentro del automovilismo tras ganar en Rosario por primera vez en la última competencia del TC 2000, categoría a la que se sumó a principios de este año y en la cual se perfila como uno de los pilotos candidatos a dar pelea para quedarse con el título.

Pero para todo desarrollo hay un principio y Bastidas lo tuvo en el Karting Entrerriano. Allí en la categoría que se afianza fecha tras fecha en la presente temporada fiscalizada por la Asociación Zonal Karting Río Uruguay (AZKRU), el paranaense logró las herramientas necesarias para formarse como piloto pero también como persona, según contó.

Tras rememorar sus primeros pasos en el Karting de Nogoyá en 110cc, resaltó: «En el Karting Entrerriano es donde aprendí, crecí y me desarrollé en todo lo que es el ambiente del automovilismo. La verdad que el karting es muy lindo, se extraña mucho, es el primer amor que no se olvida y genera una adrenalina que no se siente en nada de lo que corrí hasta ahora. Además, por lo competitivo que es, el sonido del motor dos tiempo, la cantidad de participantes y obviamente la amistades que deja. Claramente me gustaría volver, y si es con el equipo que corrí toda la vida mejor», reflexionó.

Bastidas, corrió en las divisionales 125 Light e Internacional y de esos momentos destacó que dentro de la pista se viven “sensaciones y adrenalinas únicas,como también fuera de ella en las que se generan grandes vínculos personales. Lo lindo del karting, más allá de la rivalidad que hubo siempre, es que haces muchos amigos afuera de la pista. Adentro teníamos lo nuestro, pero eso es lo lindo del karting que se nota tanto la amistad, algo de lo que no se vive en otras categorías que es más individual. Siempre rescato eso del karting”, aseguró en la oficina que trabaja junto a su familia cuando no hay competencias.

 

EN CRECIMIENTO. Bastidas, de gran campeonato en la Fórmula Renault durante 2018, viene de ganar en Rosario en la última fecha del TC 2000 en la cual casi no se presenta por la falta de presupuesto, por eso agradeció a su equipo que le dio una mano muy grande, a su padre Aldo Bastidas y su tío «Cacho» Balla

«Ahora con la victoria cambian las ganas de seguir trabajando y esperemos que empuje para sumar sponsors, pero esto nos incentiva para seguir peleando y estar arriba”, aseguró.

Asimismo, reconoció: “Me asombró para bien la adaptación que tuvimos con el auto y el equipo conmigo. Esperaba tener los resultados a fin de año, pero se dio rápido y como dije siempre vamos paso a paso y eso es importante», cerró.

Entrevista y fotos: Rodrigo Juárez